Recetas del mercado

Pudin de chía con granola y mermelada de melocotón y/o ciruela

Postre

Ingredientes

Para la mermelada de melocotón

  • 1 kg de melocotones sin hueso
  • 650 gr de azúcar para mermelada
  • El zumo de medio limón

Para la mermelada de ciruela

  • 1 kg de ciruelas sin hueso
  • 550 gr de azúcar
  • El zumo de medio limón

Para el pudin de chía

  • 500 ml de leche fresca o bebida vegetal
  • 85 gr de semillas de chía
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Mermelada de melocotón
  • Mermelada de ciruela
  • 2 ciruelas
  • 1 melocotón
  • 8 cucharadas de granola
  • Un puñado de almendras troceadas groseramente

Elaboración

Elaboración de la mermelada de melocotón

  • Limpia bien los melocotones, pártelos y quítales el rabito y el hueso.
  • Corta los melocotones en trozos.
  • Echa los trozos de fruta en una cazuela con fondo. Añade el azúcar, riega los melocotones con el zumo de limón y añade la rama de canela y los clavos de olor.
  • Pon la olla a calentar a fuego medio y tápala para que suelten agua y se cocinen. Remueve de vez en cuando.
  • Cuando han soltado el agua, retira la tapa y remueve para que no se peguen.
  • Cuando la mezcla comience a hervir, remueve todo el rato porque es muy fácil que la mermelada se pegue al fondo. Verás que la mermelada va espesando y que la fruta se va deshaciendo poco a poco.
  • Tardarás aproximadamente una hora en hacer la mermelada de melocotón. En ese momento verás que la fruta se ha deshecho y la mezcla ha espesado.
  • Como hemos cocinado los melocotones con piel, pásalos por el pasapurés para no encontrar pieles en la mermelada.

Elaboración de la mermelada de ciruela

Misma elaboración que la de melocotón pero con ciruelas.

Del pudin de chía

  • Mezcla la leche o bebida vegetal con las semillas de chía y deja reposar en el frigorífico durante 8 horas.
  • Calienta la mermelada durante unos segundos para aligerar la textura ligeramente.
  • Prepara el pudin de chia colocando un par de cucharadas de granola en la base de un vaso o bol. Añade unas cucharadas de pudin de chía seguido de unas cucharadas de mermelada. Continua alternando entre pudin de chía y mermelada hasta llegar al borde del vaso o bol.
  • Termina con fruta troceada, un puñado de almendras y una pizca de polen de abeja.
  • Reserva en el frigorífico hasta la hora de servir.

Compartir

Ravioli de calabacín relleno de pestoVer más
Timbal de calabaza asada y morcilla con ajo asado y teja de ParmesanoVer más